Exoneración de deudas de un autónomo en Madrid

Nuevo caso de éxito,  conseguimos una exoneración de deudas al amparo de la Ley de Segunda Oportunidad.

Empieza de Cero obtiene nuevamente una resolución judicial que exonera las deudas de un cliente.

Marcelo Eduardo Amarilla, contrató nuestros servicios tras encontrarse en una situación complicada. Nuestro cliente es odontólogo, con mujer y dos hijas, se vio en la necesidad de marcharse de España a Francia ante la imposibilidad de encontrar aquí trabajo. En España era autónomo en una clínica dental,  él mismo se tenía que pagar todo el material con el que trabajaba, eso provocaba la necesidad de endeudarse para hacer frente a los importantes costes del instrumental, una vez se rescindió su acuerdo mercantil, le fue imposible hacer frente a las cuotas y se vio en la imposibilidad de pagar las deudas. Todo ello provocó su marcha a Francia, pues en España no lograba encontrar trabajo.

Las deudas con Administraciones públicas, revisten una problemática especial a la hora de ser exoneradas, pues existe una gran inseguridad jurídica alrededor de esta cuestión.

En 2020 el Tribunal Supremo interpretó la ley Concursal vigente, en el sentido que la misma debía permitir la exoneración del crédito público. Posteriormente entró en vigor un nuevo texto legislativo (Texto Refundido de la Ley Concursal) que trató de frenar la exoneración de este tipo de deudas, sin embargo, de nuevo los jueces, consideraron que dichas deudas debían seguir siendo exoneradas, como ha ocurrido en el presente caso con nuestro cliente Marcelo.

El director y letrado del procedimiento, Álvaro Sánchez, tras el frustrado intento de alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores, procedió a presentar la correspondiente demanda de concurso consecutivo. Dentro del concurso, presentó la solicitud de exoneración de la deuda, solicitando la exoneración de toda la deuda privada, la exoneración de prácticamente la totalidad del crédito publico, y la aportación al juzgado de un plan de pagos a 2 años de la deuda pública no exonerable, para que el cliente pudiera hacer frente de forma cómoda el pequeño importe de deuda que debía pagar.

Dicho plan de pagos consistía en el abono de una cuota mensual de 110,34€ al mes durante 24 meses.

Tras la presentación del citado plan de pagos ante el juzgado, al no haber existido oposición al mismo, fue aprobado por el juez.

Desde este momento, Marcelo quedó exonerado de sus deudas, a excepción de un pequeño porcentaje de deuda pública, que por su naturaleza no queda exonerado directamente, si no que deberá ser abonado en cómodos plazos, pudiendo de este modo recuperar su calidad de vida, sin embargos, sin ejecuciones, sin llamadas telefónicas…

En Empieza de Cero te acompañamos en todo el proceso de Ley de Segunda Oportunidad sin que tengas que preocuparte por nada.

Somos expertos en cancelación de deudas a través del procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad. Contacta con nosotros sin compromiso

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp