El mediador concursal, una ayuda en tu crisis económica 

El mediador concursal, una ayuda en tu crisis económica 

Uno de los profesionales que va a tratar contigo y va a formar parte de la Ley de la Segunda Oportunidad LSO, es el mediador concursal. Si has llegado hasta aquí porque quieres más información acerca de este profesional, te contamos todo lo que necesitas saber para qué cuentes con la mayor información posible.  

¿Qué es la mediación concursal? 

Una alternativa al litigio, la mediación concursal es la reunión de los deudores y las partes interesadas de la empresa para negociar un acuerdo en el que todas las partes estén de acuerdo. Un tercero (el mediador) trabajará con todas las partes para obtener una solución fuera de la corte para ayudar a evitar costos adicionales. 

 Las disputas de insolvencia pueden escalar fácilmente a proporciones totalmente endémicas y la mediación es una gran herramienta que puede permitir que estas disputas se resuelvan rápidamente. 

 El proceso judicial, como entidad, puede estar plagado de peligros y la mediación se presta muy bien a las disputas de insolvencia. 

Por eso, cuando solicitas la LSO tendrás ese momento de medir con el acreedor un nuevo proceso de pago que sea aceptado o un nuevo acuerdo que convenga a las dos partes.  

¿Cuándo se puede utilizar la mediación para resolver disputas? 

La mediación se puede utilizar para resolver dos tipos de disputas: 

 – Cuando haya desacuerdo sobre la cantidad que solicita el acreedor,  

– Cuando la oposición a la liquidación se base en que el interesado ha incumplido con el requisito de hacer pagos de lo pactado, o si el afectado ha decidido declararse en bancarrota. 

1. Mediación de ingresos excedentes 

Al inicio de la quiebra, se determina si el quebrado tiene excedentes de ingresos, el total de ingresos del quebrado y su situación personal y familiar. El ingreso excedente es la cantidad de ingreso total que recibe una persona en bancarrota que excede la cantidad necesaria para mantener un nivel de vida razonable. Si se concluye que el quebrado tiene ingresos excedentes, se fijará el coste que deberá ingresar. Esta cantidad puede ser ajustada durante la administración de la quiebra si hay un cambio en los ingresos totales o en la situación personal o familiar del quebrado. 

2. Mediación de insolvencia 

Hacia el final de una quiebra, cuando un acreedor o la LIT se opongan a la liquidación de una persona física quebrada por no haber realizado los pagos de excedentes exigidos o haber optado por la quiebra en lugar de una propuesta como solución a la deuda, se debe solicitar la mediación a la mediación concursal. 

Si tienes una situación complicada o estás pensando en ampararte bajo la Ley de la Segunda Oportunidad, LSO, no dudes en consultar con nuestro equipo profesional todo lo que necesites. Somos especialistas en dicha ley, ya que llevamos muchos años trabajando casos de todos los clientes que llegan a nosotros. Puedes escribirnos o llamarnos en el momento que quieras, puesto que trabajamos en todas las ciudades de nuestro país.  

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp