Ley de segunda oportunidad: ¿en qué plazo se deberá resolver el procedimiento?

Ley de la segunda oportunidad: qué plazos tiene para la resolución

La ley de la segunda oportunidad tiene unos tiempos de tramitación más cortos desde su modificación. Desde septiembre, todos los procedimientos han sufrido cambios. No obstante, también cuenta con excepciones que modifican ligeramente la duración máxima que pueden llegar a tener. En este artículo te explicaremos cuánto tardarás en obtener una resolución.

Plazos de la ley de segunda oportunidad

Cada caso es único. Además, en función de su complejidad, la duración total puede variar sensiblemente. Anteriormente, la primera fase, conocida como negociación extrajudicial, se llevaba a cabo con la intención de evitar el juicio con los acreedores. El mediador concursal, que era la figura encargada de gestionar este trámite, tenía un plazo máximo de dos meses para establecer una fecha para el primer encuentro.

Todo eso se ha eliminado con la nueva legislación. El objetivo es que pueda terminarse todo el proceso en un plazo que sea inferior al año de duración. Además, mientras te encuentres a la espera de una resolución, se paralizarán los embargos y no podrán abrirse nuevos expedientes.

Por último, el tiempo máximo de duración de todo el procedimiento, al igual que sucedía hasta ahora, tiene una gran relación con la carga de trabajo de los juzgados. Ahora la espera debe ser más corta.

Plazo máximo del procedimiento

Entre los pros y contras de la ley de la segunda oportunidad, la menor duración actual es una de las mayores ventajas. Esto es algo que resultará muy beneficioso si consigues la exoneración de la deuda. Sin embargo, si te tienes que acoger a un plan de pagos, el periodo máximo de vigilancia que establece la normativa es de cinco años. Durante ese tiempo es fundamental que comuniques inmediatamente cualquier cambio en tu situación financiera.

Novedades tras la aprobación

La última modificación de la LSO ha traído importantes cambios en lo referente a los plazos. Anteriormente, el procedimiento se alargaba mucho más a lo largo del tiempo. Esto hacía que autónomos y particulares tuviesen dificultades a la hora de afrontarlo. Además, reducía en gran medida la posibilidad de continuar con la actividad económica, puesto que se actuaba demasiado tarde. La introducción de la insolvencia inminente te ofrece la posibilidad de comenzar el procedimiento de manera anticipada.

Así, tendrás una resolución en un plazo más corto y aumentarán tus posibilidades de empezar de cero. La ley de la segunda oportunidad y sus requisitos han cambiado mucho desde 2015. Con la nueva revisión, tus deudas con Hacienda y con la Seguridad Social también se pueden exonerar.

Con la eliminación de figuras como el mediador concursal o el notario, los costes también disminuyen en consecuencia. Además, en cuanto obtengas un resultado favorable, saldrás inmediatamente de los ficheros de morosos. Si te preguntas cómo saber si una persona es morosa, cómo pedir antecedentes penales o qué significa estar en ASNEF, te lo contamos en otros artículos.

Como ves, la ley de la segunda oportunidad es ahora más ágil y económica. En Empieza de Cero contamos con profesionales experimentados que te ayudarán a solucionar tus problemas. Ponte en contacto con nosotros para que podamos asesorarte personalmente.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp