Lo que tienes que saber si no pagas tu préstamo personal 

Lo que tienes que saber si no pagas tu préstamo personal 

El incumplimiento de pago de un préstamo personal puede tener graves consecuencias, es por eso que nosotros te recomendamos que antes de solicitar o de firmar cualquier producto financiero, leas detenidamente todo el contrato para que sepas los pros y los contras que vas a tener en el futuro. Si necesitas ayuda para estos procesos, no dudes en consultar con nosotros lo que quieres. Te contamos todo lo que tienes que saber si no pagas tu préstamo personal.  

El préstamo personal y sus consecuencias  

No cabe duda, que seguro que tenías toda la intención del mundo de pagar tu préstamo personal cuando firmaste el contrato de préstamo. Pero luego sucedió, lo que sucede en muchos casos: la vida, tal vez una pérdida inesperada de trabajo, una lesión o un divorcio, por lo que todo esto ha hecho que te atrases en un pago y te enfrentes a un incumplimiento. 

El incumplimiento de pago de un préstamo personal significa que tu pago mensual tiene al menos 30 días de retraso. Como resultado, es posible que tu préstamo suba los intereses de esos días de no pago. Nosotros te recomendamos que te comuniques con el banco o la entidad en cuestión y expliques la situación para que te puedan facilitar algún tipo de ayuda rápida. En ocasiones, los bancos pueden retenerte un recibo unos días para que no tengas que pagar comisión.  

¿Cuándo entra en mora un préstamo personal? 

Un préstamo personal en mora significa que un pago se retrasa entre 30 y 90 días. El momento exacto depende del tipo de préstamo, el prestamista y los términos de su contrato de préstamo.  

Una vez que tu préstamo no ha sido pagado, el prestamista mueve el saldo impago del préstamo a un departamento de cobros interno o lo vende a un tercero cobrador de deudas. Es posible que recibas llamadas telefónicas, cartas, correos electrónicos o mensajes de texto de la empresa de cobro en un intento de recuperar la deuda.  

Si tu préstamo no está garantizado, el prestamista o el cobrador de deudas puede llevarte a los tribunales para solicitar el reembolso mediante el embargo de salario o colocar un gravamen sobre un activo que tengas.  

Qué hacer si se enfrenta a un impago de préstamo 

Comuníquese con el prestamista: sea proactivo y llame al prestamista antes de que venza su próximo pago. El prestamista puede proporcionar algún alivio, como la suspensión temporal o el aplazamiento de los pagos del préstamo, si explica su situación. 

 Eso sí, ten en cuenta que es ilegal que los cobradores de deudas utilicen prácticas abusivas, injustas o engañosas cuando intentan cobrar deudas. Si un cobrador de deudas te acosa o infringe la ley, puede presentar una queja ante la Oficina de Protección Financiera del Consumidor y explicar tu situación. 

Es hora de ponerte en marcha y salir de la situación que tienes, consulta con nuestro equipo lo que podemos hacer por ti y te ayudaremos. 

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp