Empieza de Cero

Preguntas y respuestas sobre el procedimiento concursal

derecho concursal ent

Preguntas y respuestas sobre el procedimiento concursal

El Concurso de Acreedores y la Segunda Oportunidad.

Todos los procedimientos concursales están encuadrados dentro del derecho concursal,  una rama del derecho mercantil. Estos procedimientos tienen como objetivo la regulación del concurso de acreedores. Como hemos visto en artículo anteriores un procedimiento concursal es clave a la hora de solicitar que un deudor pueda acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad. De ahí la importancia de conocer las respuestas a las preguntas más comunes sobre los concursos de acreedores:

¿Puede una persona física excesivamente endeudada hacer uso del derecho concursal?

Sí, aunque esto era impensable años atrás, la Unión Europea obligó a renovar nuestras normativas y actualmente las personas físicas cuentan con la Ley de la Segunda Oportunidad. Por primera vez en nuestro marco jurídico, la Ley permite que cualquier persona física pueda empezar de cero. Y lo más importante, esto es aplicable aunque sus deudas sean excesivas o imposibles de pagar.

¿Qué sucede después de un procedimiento concursal?

Por lo general el 95% de los casos, un procedimiento concursal termina en liquidación.

El administrador concursal tiende a liquidar (a la baja)  todos los activos con los que cuenta el deudor y que puede utilizar como pago «en especie»:  bienes inmuebles, créditos mobiliarios, vehículos…

El resultado de esta gestión es que la mayoría de las veces la venta de dichos activos no suma el monto suficiente para satisfacer la deuda que queda por saldar y hay entra en juego, dependiendo del caso, la exoneración de la deuda insatisfecha (en la Segunda Oportunidad) o la derivación si la calificación es culpable (en el Concurso de Acreedores).

¿El derecho concursal es la solución para empresas viables pero que no pueden hacer frente a sus pagos por un endeudamiento excesivo?

Si, de hecho esta es la principal razón de que exista el derecho concursal. Cuando una empresa es perfectamente viable y su única traba económica es el endeudamiento excesivo el derecho concursal está ahí para poner solución a la crisis empresarial y actuar a modo de “medicina” económica.

¿La figura del administrador concursal puede favorecer a los acreedores?

No, el administrador concursal es una figura reglada que cuenta con unos honorarios que no dependen de los acreedores. En caso de que el mediador concursal anteponga los intereses de los acreedores a los del propio deudor puede tener problemas legales.

¿Cuál es la mejor manera de actuar si empiezas a tener problemas de liquidez?

Como no podía ser de otra manera optar por esa “medicina” económica que ya hemos visto supone el derecho concursal.

¿Los administradores de una empresa concursada pueden acabar pagando por una mala actuación?

Este punto depende de cada caso. Si la insolvencia fue creada o se vio agravada por una mala práctica de estos administradores pueden incluso quedar inhabilitados para ejercer nuevamente el comercio. Además, podrán perder parte de su patrimonio o la totalidad de este.

La respuesta es sí, el derecho concursal puede obligar a los administradores de una empresa concursada a responder por sus malas prácticas.

Si como persona física, autónomo o empresa te encuentras en concurso de acreedores desde Empiezadecero.es podemos ayudarte a mejorar tu situación. Somos especialistas en casos de Ley de Segunda Oportunidad, contacta con nuestro equipo, escucharemos al detalle tu caso y trabajaremos para crear un plan que te ayude a empezar de cero gracias a esta ley.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn