Empieza de Cero

¿Puedo pedir un préstamo con deudas pendientes? 

¿Puedo pedir un préstamo con deudas pendientes? 

¿Puedo pedir un préstamo con deudas pendientes? 

En momentos complicados, en los que económicamente no podemos hacer frente a los pagos, podemos pensar en pedir un préstamo a la entidad financiera con la que trabajamos. Es normal que nos asalte la duda de si esto se puede realizar teniendo unas deudas previas con ese mismo banco o con otro en cuestión. Es importante que conozcas bien cada detalle porque esto no es una decisión fácil que tomar. Puedes llegar a un sobreendeudamiento y tener más problemas de los que tienes inicialmente. Por eso siempre es preferible hablar primero con el asesor de tu banco y conocer si es posible solicitar un préstamo y cual seria la mejor forma de hacerlo. Siempre te van a pedir el motivo por el que vas a pedir un préstamo, es decir, te preguntarán para qué lo quieres y por qué. Tendrás que tener todos los cabos bien atados para no errar en ningún paso. Vamos a contarte si puedes pedir un préstamo con deudas pendientes. 

¿Puedo pedir un préstamo para pagar otro? 

Si esta es la pregunta que te ha llevado hasta aquí, vamos a resolvértela para que conozcas si lo puedes hacer y si sería la mejor manera de terminar con tu problema actual. 

  1. Muchas familias piensan en pedir un préstamo para acabar con otro. Debes saber que sí que lo puedes hacer. Debes ser consciente de las consecuencias. Crecerá tu deuda y podrás entrar en una dinámica en la que se verá afectada tu economía.  
  2. En vez de pedir un préstamo lo que puedes hacer es ayudarte con una línea de crédito. Co la línea conseguirás la liquidez que necesitas para pasar ese momento de angustia. Eso sí, tienes que devolverlo de la misma manera que tienes que hacer con el préstamo, pero siendo tú el responsable de hacerlo en tiempo y forma.

¿Si esto no es posible que puedo hacer para poder pagar mis deudas? 

Como has visto, sería un tanto arriesgado pedir un préstamo para solventar otro más antiguo. En cualquier caso tienes que conocer otras vías de escape con las que podrás hacer frente a tu caso. Plantéate las opciones siguientes: 

  1. Puedes refinanciar la deuda con el banco y así pagar menos cuantía cada mes. Eso sí, el tiempo de devolución será mayor. 
  2. Puedes juntar todas las deudas y reunificarlas, pero si las cuantías son muy grandes te llevará a un endeudamiento mayor. 
  3. Otra opción es pedir ese dinero que necesitas a amigos o a algún familiar y hacer un contrato entre vosotros para aseguraros las dos partes de este hecho. 
  4. Prueba por pedir una cantidad de dinero a otro banco o a otra entidad con la que tienes el préstamo grande. De esta manera puedes acceder a una opción más llevadera. Aunque ya sabes que esto hará que el efecto «bola de nieve» crezca cada mes.  

Pide ayuda y conoce la manera para solucionar tu problema. Habla con las entidades y con los profesionales para que te den una respuesta ajustada a ti.  

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn