¿Qué condiciones son necesarias para la cancelación anticipada de un préstamo?

Cancelación anticipada de un préstamo: pasos que seguir y condiciones

La cancelación anticipada de un préstamo personal es la finalización del pago de una hipoteca antes de su fecha de vencimiento. El objetivo es disolver el contrato con la entidad financiera devolviendo el dinero prestado. Los motivos para efectuar una cancelación anticipada pueden ser diversos. Puede que el cliente haya encontrado otro producto que se adapte mejor a sus necesidades, que haya renegociado su deuda o que directamente disponga de la cantidad necesaria para abonarlo. A continuación, vamos a contarte qué condiciones son necesarias para realizar esta cancelación antes de tiempo.

Cancelación anticipada de un préstamo: pasos

En primer lugar, se debe elegir la modalidad de amortización. En la cancelación parcial el cliente dispone de dos opciones. Puede reducir el importe de su cuota mensual o bien mantener la misma cuota reduciendo la fecha de vencimiento. En el caso de elegir la opción de la devolución total anticipada, el préstamo se cerrará con un único pago. Los intereses por cancelación anticipada están regulados por la ley. No podrán superar el 1 % del capital adelantado o el 0,5 % si quedan menos de 12 meses para finalizar el plazo.

En cualquier caso, lo que debe quedar claro es que legalmente tienes derecho a acceder a una amortización anticipada. Esto se indica con claridad en las web de las entidades, por ejemplo, de los préstamos Santander Consumer o los préstamos Sabadell. Además, en Santander Consumer hay una línea telefónica exclusiva para cancelar los préstamos.

El proceso general consta de los siguientes pasos:

  • Comunicar al banco la intención de amortizar anticipadamente el crédito. En algunos casos, pueden exigir un preaviso. Por este motivo, se recomienda la comunicación por escrito.
  • La entidad está obligada a facilitar toda la información necesaria para ejecutar la liquidación.
  • Ingreso o transferencia de los importes pendientes de pago.
  • Solicitud de un justificante.

La ley de la segunda oportunidad

Si quieres, pero no puedes liquidar el préstamo, una buena opción es acogerse a la ley de la segunda oportunidad. Se trata de un mecanismo legal para cancelar total o parcialmente las deudas. La ley se aplica tanto a personas físicas como jurídicas. Además, también actúa sobre los intereses de los acreedores, intentando que recuperen su capital.

Tras la reforma de la Ley Concursal el pasado mes de septiembre se han introducido algunos cambios importantes para ampliar la aplicación de la medida. Entre las novedades más destacadas encontramos:

  • La reducción tanto de trámites como de plazos para facilitar el proceso.
  • La posibilidad de conservación de la vivienda habitual y algunos activos empresariales.
  • Plan de pagos de 3 a 5 años.
  • Ampliación de las deudas susceptibles de ser canceladas, tanto de las concursales como de las deudas contra la masa.

En este artículo te hemos contado todo lo que debes saber para solicitar la cancelación anticipada de un préstamo. No obstante, como hemos visto, existen diferentes formas de afrontar las deudas en períodos difíciles. Empieza de Cero es un despacho de abogados expertos en la ley de la segunda oportunidad. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas asesoramiento. Buscaremos la mejor solución para que empieces una nueva vida libre deudas.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp