¿Qué es la gestión financiera?

¿Qué es la gestión financiera?

Dentro de las ciencias empresariales, la gestión financiera es el trabajo que se encarga de planificar, controlar, usar y tener organizados de manera optima, los recursos que pueda tener una compañía o empresa, logrando así la mayor rentabilidad.

La gestión financiera tiene diferentes fases:

– Tener claras las necesidades de la empresa en cuanto al presupuesto o los recursos que tiene, para sus futuras inversiones.

– Marcar los plazos para alcanzar dichas inversiones.

– Establecer y definir los recursos que se van a utilizar, los de la empresa o los que aporte un tercero.

– Tener en cuenta la solvencia o el grado de deuda que tiene la compañía o empresa, para así poder distribuir sus recursos y actuar de manera justa y equitativa con los proveedores y los colaboradores en el proyecto.

Son grandes las ventajas de tener una gestión financiera:

– Lo primero se conocen los gastos que se tienen que afrontar.

– Se logra prever los riesgos del proyecto y evitar con antelación, mayores inversiones no contempladas en el origen del proyecto.

– Ahorro de tiempo. El logro al administrar correctamente las finanzas, consume menos tiempo, el cual se puede dedicar a nuevos proyectos.

– Lograr mejorar la metodología. Usando y conociendo las necesidades y los recursos con los que se cuenta, se logran métodos que logren aventajar a la competencia.

– La gestión financiera también puede ayudar para establecer una buena comunicación con los empleados e incentivar su motivación.

Al estar al corriente de manera exacta de la situación económica de la empresa, tanto por fallos y problemas, como por los logros y buen hacer en conjunto, los cuales, logran unos datos económicos satisfactorios y propician el buen ambiente en la empresa. Esto genera que los trabajadores se sientan fortalecidos en sus rendimiento continuo y dispuestos a mejorar donde sea necesario, para mantener el buen estado financiero de su empresa.

Brevemente cabe destacar, varios errores a evitar a la hora de elaborar un plan financiero.

– Valorar los ingresos rápidamente por encima de las posibilidades económicas reales. Evitar pensar en la “abundante” cantidad de ganancias que se van a obtener y creer que serán de manera rápida y sin tener en cuenta los ingresos.

Sería engañarse a uno mismo y cometer un error con graves consecuencias.

– Prescindir de buenos profesionales, sobre todo al principio, cuando el nuevo proyecto necesita de trabajadores cualificados que logren resolver de manera eficiente los diversos problemas que se puedan originar. Puede plantearse, o modificar, la cantidad de los trabajadores, pero nunca escatimar en la calidad de dichos profesionales.

Y… ¿Cuál es la clave del éxito para un futuro proyecto?

La clave es la buena planificación financiera, la minuciosa organización de un experto equipo de trabajo, una evaluación detallada de que se están siguiendo los planes y objetivos propuestos, que logre y cumpla los resultados esperados a corto, mediano y largo plazo.

Es el punto clave de que una empresa crezca económicamente, y cuando hay empresas fuertes y sólidas, el país también será fuerte y solido.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp