¿Qué pasa si me demandan y no tengo cómo pagar?

 ¿Qué pasa si me demandan y no tengo cómo pagar?

Recibir una demanda de cobro de deudas puede ser una experiencia que provoca ansiedad, especialmente si ya estás luchando para mantenerte a flote financieramente. La perspectiva de acudir a los tribunales y defenderse de una gran empresa de cobro de deudas puede ser intimidante y potencialmente abrumadora, y ese miedo aumenta porque no vas a poder pagar. 

Hoy te queremos contar que pasaría si te demandan y no tienes como pagar, para que sepas las consecuencias o lo que puede pasar si te encuentras en esta situación.  

¿Qué pasa si la empresa gana la demanda? 

Si se dicta una sentencia adversa en tu contra y no tienes los recursos financieros para pagar, la sentencia básicamente se convierte en una deuda adicional que deberás pagar. En muchos casos, el demandante tomará medidas para tratar de obtener una compensación del demandado de una forma u otra. Una opción potencialmente disponible para el demandante es iniciar un embargo de salario. Esto se persigue de forma rutinaria si tiene un empleo remunerado y recibe ingresos de un trabajo. 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que si solo ganas el salario mínimo o recibes ingresos a través del seguro social o porque tienes una discapacidad, un cobrador de deudas tiene prohibido acceder a estos fondos. Además del embargo del salario, es probable que un cobrador de deudas intente liquidar los fondos mantenidos en tu cuenta bancaria o cuenta corriente. Sin embargo, si tienes una cuenta de jubilación, los acreedores no pueden liquidar esos fondos.  

¿Puede haber una negociación con el demandante? 

Si no tienes los fondos para pagar el fallo en su totalidad, puedes comunicarse con el demandante e intentar negociar un acuerdo posterior al dictamen. Esto puede valer la pena ya que, al final del día, el demandante quiere recibir algún tipo de compensación y puede estar dispuesto a aceptar una cantidad más baja o un plan de pago, por lo que realmente recibe una compensación. Que el demandante esté dispuesto a aceptar una cantidad menor o que esté abierto a establecer un plan de pago depende en gran medida del acreedor y de la cantidad adeudada. 

Valora la opción de considerarte en quiebra 

En muchos casos, si te demandan y pierdes la demanda, puedes estar en condiciones de declararte en bancarrota. La deuda de un juicio generalmente se puede borrar si tomas los pasos adecuados para declararte formalmente en bancarrota. 

Muchas personas se asustan ante la perspectiva de declararte en bancarrota. Sin embargo, es importante comprender que la bancarrota en realidad puede proporcionar protecciones legales para ti cuando un cobrador de deudas te persigue por una sentencia en contra.   

Por lo general, no se recomienda la bancarrota si estás tratando de abordar una sola deuda. En cambio, la bancarrota solo debe considerarse después de realizar una revisión exhaustiva de tus finanzas, ingresos y deudas.  

Si necesitas ayuda o quieres asesorarte, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos en todo lo que necesites. 

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp