¿Se pueden reunificar los créditos personales?

¿Se pueden reunificar los créditos personales?

Debido a la crisis económica, a la inflación y debido al encarecimiento de los productos se nos haga difícil llegar a final de mes.

Esto resulta más complicado aún si tenemos varios créditos personales, los cuales cada mes debemos pagas las correspondientes cuotas.

Para que podamos llegar a final de mes con más liquidez y andar más desahogados, las entidades bancarias pueden ofrecernos una solución,

La reunificación de deudas. ¿En que consiste?

Es solicitar un nuevo préstamo para cancelar todas las deudas pendientes y de esa manera pagar una solo cuota mensual que sería inferior al total de lo que debíamos anteriormente.

Es decir, que tendremos un solo pago mensual y un mayor plazo de amortización. De ese modo podremos cumplir con más facilidad nuestras obligaciones de pago.

¿Donde lo podemos conseguir?

Todas las entidades bancarias ofrecen este servicio. Por eso lo mejor es que acudamos a nuestro banco para que nos pueda asesorar como cliente.

Es interesante informarnos en diferentes entidades para buscar la mejor oferta y los intereses más bajos.

Además, podemos contar con consultores financieros que nos pueden ayudar a decidirnos por la mejor oferta y condiciones.

Cualquier banco que nos interese tendrá que estudiar nuestro caso y comprobar si cumplimos con los requisitos establecidos y si la operación es viable y si seremos capaces de devolver el préstamo.

¿Que documentación tenemos que aportar?

Los documentos más comunes que suelen pedir los bancos son:

– DNI

– Escritura de nuestra vivienda

– Documentación relativa a los préstamos que tenemos pendientes

– Declaración de la renta

– Nóminas

– Movimientos bancarios

Ventajas de la reunificación de deudas.

– Pagaremos una sola cuota mensual

– La cuota será inferior a la suma de las deudas anteriores

– El tipo de interés puede ser menor.

– Dispondremos de más liquidez.

Inconvenientes

– Aumento del plazo de amortización. Al pagar menos cada mes, el préstamo durará más, de ese modo habremos abonado más intereses.

– Posible pago de comisiones de apertura y cancelación

– Tener que aportar un aval o nuestra vivienda como garantía.

– Riesgo de perder nuestra propiedad en caso de no cumplir con el pago

Además, tenemos que cumplir con ciertos requisitos primordiales que establecen los bancos.

– No estar en una situación de endeudamiento creciente.

– Si estamos sin trabajo o nuestro empleo no es estable o seguro.

– Si hemos cesado nuestro negocio, si somos autónomos.

– Si tenemos deudas con impagos

– Si estamos en la ASNEF o lista de morosos.

Si no cumplimos con estos requisitos, difícilmente un banco no ofrecerá un préstamo.

En ese caso podemos acudir a una empresa financiera privada, que nos puede ofrecer esos servicios, pero con otras condiciones. Generalmente, el interés es mucho mayor, pero exigen menos requisitos.

En conclusión, esto debes saber acerca de la reunificación de deudas respecto a los gastos, ventajas e inconvenientes que conlleva. Es ventajosa dependiendo de nuestra situación financiera y nos permite facilitar el pago de todas nuestras deudas.

Contacta con nosotros

Un especialista en la 2ª Oportunidad atenderá personalmente tu caso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp